COLUMNA DE LA CÁMARA: Abel Cruz Hernández *Gringos intolerantes

*Gringos intolerantes y racistas

El sábado pasado un grupo de personas se manifestaron ante las instalaciones del Consulado en México, en Nueva York, gritando consignas racistas y repartiendo volantes en contra precisamente de la comunidad migrante.

Esta situación es muy alarmante, no es un caso aislado de discriminación de nuestros connacionales radicados en Estados Unidos. Y lo peor del asunto, es que cada vez son más frecuentes.

Se habla en la actualidad, en lo que van de estos días, de más de 200 inmigrantes muertos, sobre todo en el área de Texas, en siete meses. Pero se calcula más o menos que ha habido más de 400 inmigrantes muertos por año, en los cuatro últimos años.

Aquí la parte interesante, es que tenemos que ponernos a pensar que va a haber un problema mayor. Se viene elecciones en Estados Unidos y obviamente la tónica de esas elecciones va a ser, sobre todo, pues que va a ser más cada vez más intensa esta agresividad.

En noviembre estas son las elecciones que son importantísimas para el Presidente, porque se está jugando y ahí va a basar, sobre todo, su reelección.

Recordemos que somos su figura preferida para subir en encuestas y por su proclividad a fomentar la xenofobia y odio a todo lo que significa mexicano o hablar en español.

Aquí la parte fundamental es, y es importante decirlo, que estas acciones simplemente van a ser cada vez más intensas simplemente por ser blancos o porque hablemos en español.

Lo peor del asunto, es que no solamente de repente es contra inmigrantes, sino contra gente que va a trabajar de manera honesta, sin ser inmigrante, sino ya incluso ser residente o simplemente si vamos de vacaciones.

Aquí la parte importante es esta: ¿realmente los inmigrantes le han hecho un daño a Estados Unidos, como se dice?

Lo hemos dicho aquí en ocasiones, se mandan aproximadamente 28 mil millones de dólares por año de lo que ganan ellos, que significa más o menos del tres al cinco por ciento de lo que ganan y el resto, 95, 97 % que son cientos de miles de millones de dólares se quedan en Estados Unidos.

Es importante que nosotros recalquemos esto y tomemos en conciencia que este Congreso tiene la obligación de manifestarse cada vez que haya una agresión de este tipo, y lo vamos a estar viendo, de manera más insistente.

Aquí la parte más importante es que no es sólo la discusión del muro entre México y Estados Unidos, sino los muros que se están construyendo entre la sociedad, los muros de odio, los muros de exclusión.

Además, el ritmo agresivo de deportaciones de migrantes, esta eliminación del programa DACA de propuestas promovidas por grupos antinmigrantes en el gobierno tiene el innegable efecto de incentivar este odio de actitudes xenófobas de algunos sectores de la población americana.

En esta perspectiva, insisto, es importante transitar a esquemas de respeto, colaboración y reciprocidad en materia de desarrollo y migración que posibiliten avanzar hacia una senda de responsabilidad compartida, sino por el contrario a edificar muros que darán como resultado pérdidas económicas, materiales, sociales, morales, pero, sobre todo, pérdida de vidas humanas en ambos países.