COLUMNA DE LA CÁMARA: Juan Romero Tenorio *Morena está

*Morena está consciente de que tiene una tarea enorme

 

El 1° de julio empieza una cuarta transformación en este país; la voluntad ciudadana se impuso, a pesar de estrategias y tácticas dilatorias de compra y coacción del voto.

 

Morena, como partido mayoritario en la próxima Legislatura en el Congreso de la Unión, está consciente de que tiene una tarea enorme: cumplir las promesas y la expectativa de esperanza de cambio político en México, lo que no será fácil en una economía deteriorada y decadente que no ha generado condiciones de dignidad para los mexicanos.

 

Con motivo de los resultados de los comicios del 1 de julio, millones de mexicanos manifestaron su hartazgo y rompieron los controles políticos. Pero ahora, agregó, hay una esperanza en la que la ciudadanía empoderada estará vigilante y exigente.

 

El 1° de julio empieza una cuarta transformación en este país. Es una cuarta transformación en la cual la voluntad ciudadana se impuso, a pesar de estrategias y tácticas dilatorias de compra y coacción del voto. El voto ciudadano libre se manifestó; rebasó cualquier control que pretendió imponerse.

 

Se debe cambiar el paradigma a uno de claridad, transparencia y rendición de cuentas. Uno, donde la administración pública sea eficaz y eficiente. Tenemos que acabar con la corrupción. Tenemos que acabar con el paradigma de la colusión, del compadrazgo, de la complicidad. Esto se está acabando.

 

La crisis económica que padece México no da esperanza a los jóvenes y por ello salieron a votar a favor de sus derechos y garantías, de lo que estarán exigentes. Eso, no sólo involucra a quienes obtuvieron el triunfo en este proceso electoral, sino a toda la clase política y también empresarial.

 

Tenemos que buscar una economía social que distribuya la riqueza de este país y haga de miles de mexicanos y mexicanas, hombres y mujeres dignos; con proyectos de esperanza para los jóvenes, para los niños.

 

Tenemos que recuperar a un país destrozado, a un país que está en crisis permanente, para generar un espacio donde los ciudadanos vivan con seguridad y una esperanza para seguir creciendo.