COLUMNA DE LOS PINOS: Enrique Peña Nieto

Este martes tuve un encuentro en Palacio Nacional con el licenciado Andrés Manuel López Obrador, virtual Presidente Electo tras la elección presidencial del pasado 1 de julio, con el fin de dialogar acerca del proceso de transición entre las dos administraciones que se desarrollará a lo largo de los próximos meses.

Le reiteré al licenciado López Obrador mi felicitación por el resultado de los comicios. Asimismo, refrendé la disposición del Gobierno de la República para brindarle el apoyo que requiera para preparar el inicio de la próxima administración federal.

Ambos nos congratulamos por el exitoso desarrollo de la jornada electoral, así como por el espíritu cívico y la intensa participación ciudadana que la caracterizaron.

De conformidad con el régimen electoral vigente, se deberán realizar los cómputos distritales y, posteriormente, la calificación de la elección por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, antes de que este último pueda emitir la constancia de mayoría del Presidente Electo. A partir de ese momento, dará inicio el proceso formal de transición previsto por nuestro marco jurídico.

Con el fin de coordinar el diálogo entre ambas administraciones, el Gobierno de la República designará a un grupo de funcionarios que fungirán como contrapartes de las personas ya nombradas con este propósito por el licenciado López Obrador.

Los grupos de trabajo se reunirán periódicamente para asegurar una transición ordenada, detallada y transparente. Aquellos temas de carácter transexenal que lo requieran serán atendidos de manera coordinada.

En particular, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público brindará la asistencia necesaria para la elaboración del Paquete Económico correspondiente al primer año de la administración entrante.

El Gobierno de la República habrá de mantener estrecha comunicación con el futuro presidente y su equipo de colaboradores.

Este esfuerzo de coordinación tiene como propósito concluir de manera ordenada y eficaz la actual administración y ofrecer al futuro gobierno las mejores condiciones para que pueda iniciar una gestión exitosa, en beneficio de las y los mexicanos.

Reitero que mi Gobierno continuará trabajando con toda dedicación, hasta el último día de mi mandato, para cumplir con los compromisos que asumí con la ciudadanía.