• Home
  • Secciones
  • CDMX
  • Llaman en la ALDF a la población a tomar previsiones serias ante desabasto de agua

Llaman en la ALDF a la población a tomar previsiones serias ante desabasto de agua

Ante la emergencia por desabasto de agua que afecta a más de 900 mil personas de siete delegaciones en la Ciudad de México y que ha sido reconocida por el Titular del Sistema de Aguas de la Ciudad de la CDMX, Ramón Aguirre Díaz, la secretaria de la Comisión de Gestión Integral del Agua de la ALDF, Janet Hernández Sotelo, hizo un llamado a la población para que tome en serio las medidas de cuidado y ahorro del agua, pues se trata de un recurso natural no renovable.

Hernández Sotelo advirtió que para el año 2030 la Ciudad de México, en conjunto con otras entidades, como Edomex, Hidalgo y Tlaxcala podrían estar sufriendo de “estrés hídrico” ante la alta demanda de agua que es mayor por el aumento de la población en el Valle de México.

La asambleísta indicó que de acuerdo con la investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Nuria Merce, en 2030 la Región Hidrológica-Administrativa XIII que comprende los estados de México, Hidalgo, Tlaxcala y la CDMX padecerán estrés hídrico, situación en la que la demanda de agua es mayor que la cantidad disponible, tras registrar una disminución constante del agua renovable per cápita en México a 148 m3 por habitante por año.

Explicó que sólo cuando el agua renovable es menor a mil 700 m3/hab/año se considera irreversible el estrés hídrico.

La escasez y falta de agua se incrementa año con año y hay áreas de la ciudad, como es el Oriente, donde este problema se agudiza más; por ello, ahora que se generó una situación difícil y que no ha sido aún solucionada por las autoridades las personas deben considerar el cuidado del vital líquido que cada vez escasea más.

La legisladora local recordó que dentro de los fenómenos perturbadores en materia de Protección Civil y Gestión Integral del Riesgo se encuentran los hidro meteorológicos, entre los que se ubican los huracanes, ciclones, inundaciones, heladas, sequías y variaciones significativas en las precipitaciones pluviales.

En el caso de esta carencia actual de agua que afecta a más de 900 mil personas que representan un buen porcentaje de la población de la capital, la diputada local afirmó que si bien el Sistema de Aguas de la CdMx ha reconocido la emergencia y dispuesto un operativo de atencion a la demanda ciudadana con pipas, esta medida de buena fe no es suficiente pues se requiere atender este tipo de crisis desde tres frentes:

- Una verdadera concientización de la población que implique sanciones por consumos desproporcionados para casas habitaciones, comercios e industrias; destacando la obligatoriedad de cosechar agua de lluvia.

- El diseño y operación inmediata de un sistema de monitoreo y alerta temprana en materia de estiaje que permita a autoridades y ciudadanía tomar medidas preventivas que mitigen los efectos de la carencia de agua, en especial en hospitales y escuelas.

- Que la Secretaria de Finanzas y el SACMEX puedan programar en el Anteproyecto de Presupuesto de Egresos 2019 la asignación de mas de mil millones de pesos para mantenimiento correctivo de la red de agua potable que establece el Diagnóstico sobre Resiliencia Sísmica de la CdMx, aprovechando para hacer una red de agua potable sismo resistente como en las ciudades japonesas.

Por lo anterior, la también presidenta de la Comisión de Protección Civil del Órgano Legislativo local convocó a que las personas realicen sus actividades en la CdMx dando un máximo cuidado al agua potable que permita ahorrarla en temporadas de estiaje, asimismo, poner en práctica las acciones de la iniciativa 3 de 3 para el cuidado del agua que pueden realizarse usando una cubeta para captar el agua de la regadera, así como de una bandeja y un vaso para el aseo de cara y dientes.

Por último, Hernández Sotelo recordó que las grandes metrópolis, como la Ciudad de México, se encuentran en estado de estrés hídrico, y es un reto de sociedad, academia, sector público y privado tomar acciones urgentes para captar agua de lluvia, recargar las fuentes de agua metropolitanas, revitalizar los cuerpos de agua del oriente de la Ciudad, pues resulta insostenible que existiendo las tecnologías y mecanismos no seamos como sociedad capaces de aprovechar el agua que cae sobre el Valle de México en temporada de lluvias y que, por las características del subsuelo, se encuentre afectada cerca de la mitad de la red de agua potable.