COLUMNA DE LA CÁMARA: Ricardo Villarreal García *No a superdelegados

*No a superdelegados o virreyes en cada estado

Entendemos que debemos fortalecer a los gobiernos locales, que son ellos los que tienen la mayor cercanía con las y los ciudadanos mexicanos y que conocen mejor sus problemas y es por ello que merecen tener cada vez más recursos y más presupuesto, así como más facultades y no menos, para que de esta manera puedan solucionar los problemas de las y los ciudadanos.

Por ello impulsamos una iniciativa que busca fortalecer el federalismo y la descentralización en nuestro país. Son terribles los mensajes que el nuevo gobierno está mandando en esta materia, al proponer superdelegados o virreyes en cada estado, o al nombrar 300 representantes distritales que representen al gobierno federal y que quiten facultades a los estados y a los municipios.

Pretender centralizar, por ejemplo, los sistemas penitenciarios o centralizar los sistemas de salud y de distribución de medicinas, no es la solución a los problemas, compañeros y compañeras. No es centralizando, como en el Virreinato, que México va a cambiar. Es todo lo contrario, fortaleciendo a los estados y a los municipios libres como podremos hacer frente a los problemas que aquejan al país.

De esta manera y bajo esta realidad, lo que procede es seguir trabajando en beneficio de los órdenes locales, dejando los propósitos partidistas y políticos de lado, y apoyando e impulsando de manera decidida y franca su desarrollo y el de las y los mexicanos.

Para poder hacer esto, estamos buscando que uno de los principales fondos, que alimentan los ingresos locales, el Ramo 28 “Participaciones Federales”, que es un Ramo que se alimenta de todos los ingresos por concepto de impuestos que recaudan tanto la federación como los gobiernos locales, aumente.

Buscamos que el porcentaje de los recursos que reciban las entidades federativas y los municipios, que hoy está en el 20 por ciento, debido a que es insuficiente es necesario que vaya a la alza si se considera que no ha sufrido modificaciones desde que se estableció el porcentaje en la ley correspondiente y la federación se queda con el 80 por ciento del total de la recaudación federal participable.

Estamos proponiendo incrementar así el porcentaje de la asignación de los recursos del Fondo General de Participaciones en un 1 por ciento porcentual de manera gradual año con año, para que de esta manera se pueda llegar en 10 años a un porcentaje del 30 por ciento.

Es decir, que crezca el presupuesto 5 por ciento al año, a los estados y a los municipios de este fondo, hasta llegar a un crecimiento total del 50 por ciento del recurso asignado para los estados y para los municipios.

De acuerdo con estimaciones de la Ley de Ingresos de 2017, la recaudación federal participable estimada ascendió a 2 billones 740 mil millones de pesos con relación a la recaudación federal participable, el incremento del 1 por ciento porcentual representaría en el 2018 un monto de alrededor de 27 mil 407 millones de pesos adicionales a los estados y a los municipios.

Si consideramos que en 2018 las entidades federativas podrían recibir 585 mil millones de pesos, con estos 27 mil millones de pesos adicionales estaríamos teniendo un incremento para que llegaran a más de 600 mil millones de pesos adicionales.

En suma, compañeros y compañeras, lo que Acción Nacional busca y seguirá buscando siempre es fortalecer la autonomía de los estados y de los municipios. Y entendemos que para tener esta autonomía, los estados y los municipios tienen que tener más facultades y más recursos de manera sostenida para que puedan hacer frente a las grandes necesidades que aquejan a nuestro país.

Estamos convencidos de esta manera que es fortaleciendo a los gobiernos locales como iremos logrando mejorar la vida de las y los ciudadanos mexicanos.

Estaremos siempre a favor del federalismo y de la descentralización. No permitiremos nunca que este país regrese a la Nueva España, en donde desde el centro se tomaban las decisiones y donde los virreyes eran los que decidían qué se debería hacer con los recursos de los ciudadanos.