COLUMNA DE LA CÁMARA: Miroslava Carrillo Martínez *Desparecer

*Desparecer el fuero es reclamo permanente

La mayor motivación del dictamen sobre fuero e inmunidad es la pluralidad de voces que se han manifestado a su favor.

Se trata de un reclamo permanente de distintos sectores de la sociedad durante el proceso de democratización en México. Esto para motivar a que el ejercicio del poder, los altos mandos públicos del Estado se separen del camino de la impunidad.

Esa pluralidad de voces también se encuentra en este recinto legislativo en los grupos parlamentarios proponentes de las iniciativas que originaron este dictamen.

La sustancia y el contenido. Me refiero a Morena, Movimiento Ciudadano, Partido Encuentro Social y el Partido de la Revolución Democrática, así como las valiosas contribuciones de ahora y del pasado inmediato del Partido del Trabajo, del Partido Acción Nacional y de integrantes del Partido Revolucionario Institucional, así como el Partido Verde Ecologista de México y el Partido Nueva Alianza e incluso de legisladores independientes.

El fuero desde el siglo pasado se constituyó en un sistema político mexicano, en una columna de autoritarismo que inmunizó a presidentes, gobernadores, legisladores y a servidores públicos para abusar del poder, afectar a las personas, violarle sus derechos, lo que maximizó en la sociedad una conducta hacia el incumplimiento y la impunidad.

El fuero se colocó en la palestra para fortalecer la degradación del sistema presidencial, bautizada por el célebre constitucionalista Jorge Carpizo, como el presidencialismo mexicano, donde la autocracia del poder engendró la injusticia y las reglas informales predominaron sobre el derecho.