COLUMNA DE LA CÁMARA: Rocío Barrera Badillo *Transparencia

IR A PORTADA

*Transparencia y rendición de cuentas en Cofece e IFT

Urge promover la obligación de que las sesiones de pleno, tanto de la Comisión Federal de Competencia Económica como del Instituto Federal de Telecomunicaciones sean transmitidas en vivo y que las grabaciones sean de acceso público.

Por ello presenté iniciativa de ley que busca amplificar la transparencia en aquellos espacios donde existen velos de incertidumbre. No obstante, en casos específicos se deberá cuidar información que se considere reservada o confidencial, con la finalidad de evitar un daño en los intereses legítimos de los agentes económicos.

Tomando en cuenta que estos órganos tienen la alta responsabilidad de garantizar la libre competencia y concurrencia, consideramos inaceptable que los comisionados de dichos órganos deliberen los temas de mayor trascendencia para la nación a puerta cerrada.

Incluso, hay ocasiones en que apagan los micrófonos ocultando en una desafortunada clandestinidad los criterios y argumentos que darán atención a los problemas más relevantes en materia de telecomunicaciones y competencia económica.

Por esta razón, reitero que la transparencia y el acceso a la información son elementos que rebasan la simple apertura de los archivos, y no descansaremos hasta que se vuelva una costumbre que los servidores públicos den cuenta de sus acciones y decisiones.

El combate a la corrupción es el principal objetivo de este gobierno y la rendición de cuentas es el antídoto más importante para hacerle frente a la opacidad de los gobernantes.

El motivo de esta iniciativa surge de un compromiso con la ciudadanía de revisar minuciosamente nuestro marco jurídico y seguir avanzando en materia de transparencia y rendición de cuentas.

En el caso de la Comisión Federal de Competencia Económica y del Instituto Federal de Telecomunicaciones, organismos autónomos creados en 2013, existe una valiosa área de oportunidad para fortalecer la transparencia y la rendición de cuentas.

Por esta razón propongo que se reforme el procedimiento con el que actualmente sesiona el pleno del instituto, y el que corresponde a la Cofece, para que en sus deliberaciones cumplan con los más altos estándares de transparencia.

El valor de la información radica en su contribución para persuadir actos de corrupción, elevar la eficiencia del trabajo del gobierno y someter al escrutinio público cualquier asunto que pueda atentar en contra del bienestar social.

Un ejemplo de que la transparencia sí es posible y además necesaria al interior de los órganos autónomos reguladores, es el empleado por el pleno del Instituto Nacional de Acceso a la Información. El INAI transmite sus sesiones de pleno en vivo, a través de medios electrónicos oficiales y estas quedan resguardadas en un archivo web de su portal para consulta posteriormente.

Esta reforma tiene como fin último empoderar a la ciudadanía otorgándole el derecho de evaluar y juzgar las decisiones que toman los órganos reguladores, lo cual siempre abonará a consolidar el ambiente de certeza y seguridad que requieren los mercados en nuestro país.