COLUMNA DE LA CORTE: Ni presiones ni colores por encima de la Constitución

El presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), magistrado Felipe Fuentes Barrera, presentó el Informe de Labores 2018-2019, correspondiente al periodo comprendido entre el 1 de noviembre de 2018 y el 31 de octubre de 2019.

Ante los Plenos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) y del TEPJF, y de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, así como de invitadas e invitados, el magistrado presidente emitió un mensaje en el que afirmó que en los asuntos resueltos por parte del Tribunal Electoral “ni presiones, ni colores, ni siglas, están por encima de lo que mandata nuestra Constitución, y nosotros estamos obligados a obedecerla”.

En Sesión Solemne en el Salón de Plenos de la SCJN, Fuentes Barrera indicó que cuando en un asunto atienden exclusivamente lo que dice la Constitución, y se valora de forma adecuada, combinando un enfoque interdisciplinario con otras ciencias, además de otorgarle una significación actual, para procurar impartir justicia efectiva, entonces las decisiones del TEPJF son jurídicas, objetivas e imparciales.

“Ese es nuestro mandato, nuestra garantía y nuestro escudo. Es lo que legitima nuestro quehacer, pese al descontento que las sentencias pueden generar en las partes que no obtienen lo que deseaban. El Tribunal Electoral es árbitro. No jugador”, recordó.

Ante el más alto tribunal del país y la sociedad, reafirmó la autonomía e independencia del TEPJF, como valores esenciales para cumplir la función que les encomienda la Constitución. Refrendó el mandato constitucional que han recibido y su labor de “proteger el régimen democrático de convivencia y legitimación del poder, y salvaguardar los derechos y la dignidad de todas las personas”.

A raíz de lo que acontece en el continente, destacó la importancia de contar con instituciones sólidas, en las cuales confíe la sociedad, y que trabajen de forma independiente. “Los recientes acontecimientos en Latinoamérica nos han demostrado que cuando la ciudadanía tiene autoridades electorales en las cuales depositar su confianza, y éstas corresponden a su llamado, la estabilidad política se mantiene. Por eso, el Tribunal debe conservar la independencia y cercanía con quienes día a día construyen la paz social”, dijo.

Informó que en este año se resolvieron un total de 7 mil 857 asuntos que equivalen a 26% más que en el periodo 2012-2013 y 164% más que en 2006-2007, ambos periodos comparables con ejercicios posteriores a la elección presidencial.

Dio a conocer ante representantes de los poderes Judicial, Legislativo y Ejecutivo que 96% de las sentencias del Tribunal se cumplieron en tiempo y forma.

Felipe Fuentes Barrera destacó que tres integraciones de magistradas y magistrados han trabajado con todas sus capacidades para hacer del Tribunal una institución que cumpla la función que la Constitución le encomienda, que es proteger el régimen democrático de gobierno y garantizar el ejercicio pleno de los derechos humanos, especialmente los político-electorales de la ciudadanía.

Refirió que en el año que transcurrió, las sentencias se han empeñado en construir un piso común de derechos político-electorales, pues sólo así podrán hacer que nuestra sociedad sea democrática y moderna, aun en contextos dinámicos y de cambio, como el actual.

Detalló las sentencias y criterios relevantes que han tenido un impacto trascendente en la vida de las personas y del régimen democrático, como el relativo a la libertad de expresión, en que determinaron que si en un proceso sancionador se cuestionan las expresiones de algún servidor público realizadas en el contexto de una entrevista, éstas no deben ser restringidas cuando forman parte de un ejercicio periodístico genuino.

Felipe Fuentes Barrera recordó que aprobaron el derecho al voto de las personas en prisión preventiva, por el cual el INE deberá implementar un modelo piloto mediante el cual establezca la viabilidad y los mecanismos para proteger el voto activo de los presos no sentenciados y, con ello, contar con un diseño que permita materializar ese derecho para el proceso electoral de 2024.

En materia de paridad de género, subrayó que han impulsado la participación plena de la mujer en todos los ámbitos; por ejemplo, se refirió a la sentencia en que determinaron que las ausencias de diputadas que integran una misma fórmula deben ser cubiertas por las mujeres que componen la siguiente fórmula en la lista de representación proporcional registrada por el partido político, aun cuando ello implique saltar la opción integrada por hombres.

Destacó además determinaciones del TEPJF a favor de las comunidades originarias y el principio de equidad en las contiendas.

Reconoció el trabajo coordinado con la SCJN y el CJF para homologar los criterios de administración que garantiza a la ciudadanía el uso racional, responsable y mesurado de los recursos públicos, pues, dijo el objetivo es utilizar de mejor manera los fondos disponibles, para hacer más con menos.

Consideró que la justicia en México tiene que cambiar, “porque nuestra sociedad, nuestra realidad, nuestra vida misma, han cambiado” y la función de las y los jueces constitucionales debe partir de una sola idea: en el centro de nuestro sistema jurídico están las personas y su dignidad.

Sostuvo que el Tribunal es aliado, garante y defensor activo e incansable de los grupos históricamente discriminados. “En pocas palabras a ellos les decimos: nosotros somos su voz, somos sus defensores y estamos de su lado”.

Felipe Fuentes Barrera adelantó que darán especial atención a las elecciones federales y locales concurrentes del año 2021, cuyo proceso de preparación inicia formalmente en septiembre del próximo año.

Con un padrón estimado de más de 90 millones de personas, refirió, esos comicios intermedios serán los más grandes y competidos de la historia de México, porque se renovará la totalidad de la Cámara de Diputados a nivel federal y habrá elecciones locales en las 32 entidades federativas, incluyendo distintas gubernaturas.

El presidente del TEPJF reiteró que los logros alcanzados, son producto del trabajo comprometido de todas y todos los servidores públicos de la institución y agradeció a las magistradas y los magistrados por su dedicación, responsabilidad y profesionalismo.