COLUMNA DE PALACIO NACIONAL: Andrés Manuel López Obrador *A mí

IR A PORTADA

*A mí no me importa la parafernalia del poder

El poder, siempre lo he dicho, y lo he puesto en práctica, el poder sólo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás. A mí no me importa la parafernalia del poder. No estoy aquí para disfrutar del cargo.

El propósito del gobierno que represento es llevar a cabo la Cuarta Transformación de la vida pública del país y esto significa desterrar el principal problema de México, que es la corrupción y la impunidad, y en eso estoy.

Además, estoy seguro que esa fórmula va a dar resultados, porque la corrupción no sólo hay que combatirla por razones de índole moral, hay que combatirla también porque es mucho el dinero que se va a unas cuantas manos y que ahonda las desigualdades y por eso la crisis de México.

Por la corrupción hay pobreza; por la corrupción hay inseguridad, hay violencia.

Entonces si continuamos con el plan de acabar con la corrupción, vamos a lograr el renacimiento de México, estoy convencido.

Por ejemplo, sé que van a mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los mexicanos.

Estoy seguro que vamos a sacar de la pobreza millones mexicanos y ya tenemos el mecanismo, no solo es impulsar las actividades productivas y crear empleos, que ya lo estamos haciendo, lleva tiempo, porque cuesta tiempo echar a andar el gobierno luego de haber estado parado durante mucho tiempo, porque el gobierno no estaba funcionando para promover el desarrollo, ni mucho menos para beneficiar al pueblo.

El gobierno estaba funcionando para facilitar el saqueo, el robo en beneficio de unos cuantos.

Echar a andar el gobierno para promover el desarrollo, para que no sean nada más los negocios lo que importe, los negocios jugosos para traficantes de influencia, para políticos. Es tener que pensar en la siembra de un millón de hectáreas de árboles frutales, maderables en ejidos, en pequeñas propiedades que fueron abandonadas.

Muchos pobladores del campo se vieron en la necesidad de migrar y ahora lo que queremos es que esas tierras abandonadas se siembren y que la gente se arraigue y que no tenga necesidad de migrar, que el mexicano pueda trabajar, pueda ser feliz, como siempre lo digo, donde nació, donde están sus familias, sus costumbres, sus culturas.

En este tiempo de política neoliberal se despoblaron municipios completos, porque el crecimiento solo se dio en pequeñas islas en Cancún, en la Riviera Maya. En todo el sureste solo ahí hubo crecimiento en las zonas turísticas del Pacífico, en algunas ciudades del centro del país, en el Bajío, en las ciudades fronterizas, pero en el resto del territorio no hubo crecimiento económico.

Estamos echando a andar al gobierno para impulsar actividades productivas para crear empleos, para que haya bienestar.

Y otra cosa que es muy importante y cuesta trabajo, pero como estamos ocupados de esto, vamos a salir pronto.

Estamos llevando a cabo un sistema para evadir, para no tener que pasar el dinero que le corresponde a la gente por el aparato administrativo. Es un sistema para transferir fondos, dispersar fondos desde la Tesorería de la Federación al beneficiario de manera directa, con una tarjeta.

Se está haciendo un Censo de Bienestar para identificar al adulto mayor, a la persona con discapacidad, al productor del campo, al que está estudiando y necesita una beca. Pero no entregar esos recursos a ninguna organización, ni pasarlos por las instancias administrativas del gobierno.

No es de que: ‘Somos de la organización Emiliano Zapata Independiente, o de la organización La Antorcha Mundial y nos vas a dar a nosotros los recursos y nosotros los vamos a distribuir, le vamos a entregar a la gente los apoyos’. Ya no, se acabó, se terminaron los moches. Ahora le va a llegar a la gente de manera directa, con una tarjeta.

Entonces, nos enfrentamos con que México es de los países con menos conectividad en el mundo, porque los bancos se concentraron en las grandes ciudades, la comunicación de internet en las grandes ciudades, sólo el 25 por ciento del territorio tiene posibilidad de comunicación con teléfono móvil.

A veces los técnicos hablan de la inclusión financiera y ya están haciendo operaciones por teléfono, porque existe internet. Pero en nuestro país no hay ni siquiera comunicación por telefonía móvil en cabeceras municipales. Entonces, tenemos que crear toda esta infraestructura.

Y se habló de Reforma de las Telecomunicaciones, ¿y en qué se benefició a la gente, si no hay internet en hospitales, ni en centros de salud, ni en escuelas, ni en los caminos, ni en las plazas públicas?

Entonces, todo esto lo estamos ordenando y yo espero que, a más tardar a la mitad de este año, cuando estemos cumpliendo seis meses esté echado a andar todo el gobierno, con una nueva concepción, con una nueva filosofía y entonces sí vamos a atender el fondo del problema, que es el de la corrupción que produce desigualdad y pobreza.

25-01-2019