COLUMNA DE PALACIO NACIONAL: Andrés Manuel López Obrador *No más

*No más proselitismo político desde la función pública

El funcionario público que haga proselitismo a favor de candidatos, el que presione a ciudadanos para votar por un candidato, el que utilice el presupuesto público para favorecer a candidatos, el que reparta migajas, dadivas, despensas, frijol con gorgojo para apoyar candidatos, partidos, tiene que ser sancionado.

Primero, no puede trabajar en el gobierno, sería despedido del gobierno de inmediato.

Y además ya el fraude electoral en cualquiera de sus manifestaciones se ha convertido en delito grave. El que cometa un ilícito en materia de lo electoral va a la cárcel, sin derecho a fianza.

Entonces, esto debe de quedar muy claro, nadie debe de meterse en asuntos de partidos, una cosa son los partidos y otra cosa es el gobierno.

Como se está utilizando esto para tratar de afectar a un candidato o beneficiar a otro candidato, lo quiero dejar muy claro, inclusive voy a escribir una carta, voy a publicar una carta a todos los militantes, en especial de Morena y al pueblo al general, para fijar con mucha claridad mi postura.

Nosotros luchamos durante muchos años en contra del fraude electoral, padecimos de fraudes electorales, y estamos totalmente en contra de esas prácticas antidemocráticas, no tienen nada que ver con quienes luchamos por la transformación, no tiene nada que ver con la izquierda.

Ser de izquierda es ser honesto, ser de izquierda es actuar con principios, con ideales; ser de izquierda es no mentir, no robar, no traicionar al pueblo. El politiquero, el acomodaticio, el falsario, el hipócrita, etcétera, etcétera, etcétera, no es de izquierda, es conservador, es de derecha. Eso debe de quedar muy claro.

Entonces, nadie debe de inmiscuirse. Y si hay alguien en el gobierno que quiere hacer trabajo partidista, que renuncie al gobierno y que se vaya a ser trabajo en los partidos o en el partido que sea. Entonces, aclararlo también.

Y pedirles a todos actuar con responsabilidad, porque no porque me cae mal o porque no es de mi simpatía o resulta que no está con mi candidata o con mi candidato, ahí va la denuncia sin fundamento, sin prueba, también eso es reprobable.

Nada de que la calumnia, cuando no mancha, tizna. Eso se decía antes en el hampa del periodismo, se decía: ‘La calumnia, cuando no mancha, tizna; y tú lánzate, acusa, aunque no haya pruebas’. Eso es inmoral también, eso tampoco tiene nada que ver, ni con el periodismo honesto, ni con la política, que es un noble oficio, igual que el del periodismo. Entonces, todos a actuar con apego a la verdad y así vamos a ir avanzando.

04/10/2019