• Home
  • Columnas
  • Columnistas
  • GRILLA EN EL PODER: Por Miguel Anguiano *Titubea

GRILLA EN EL PODER: Por Miguel Anguiano *Titubea

*Titubea López Obrador en su afán de defender Dos Bocas

*Sagaz reportera lo exhibe, evade respuesta y lanza advertencias

Ante la pregunta de una reportera que planteó sospechas fundadas de graves irregularidades en el proyecto de construcción de la refinería en Dos Bocas, Tabasco, el presidente Andrés Manuel López Obrador insistió en que la era del soborno y corrupción en México se acabó y que de eso serán testigos organismos internacionales, como las Naciones Unidas.

Esto ocurrió el martes pasado durante la mañanera en Palacio Nacional, donde la pregunta de la reportera del periódico El Sol de México fue: “En los últimos días tuvimos una información que se presentó una impugnación contra el proyecto de Dos Bocas, dado que una de las empresas que había perdido la primera licitación argumentaba que se entregó esta concesión a la empresa holandesa sin haber cumplido con los requisitos necesarios para llevar un proyecto de ese tipo y que incluso la empresa asociada mexicana se creó una semana antes de que se declarara ganadora.

“Preguntarle si ya tiene informes sobre esto y qué respuesta van a dar, y saber realmente cómo se va a garantizar que no se cometan actos de corrupción en estos trabajos cuando sólo se sabe que van a estar acompañados de la Función Pública y la Función Pública al final de cuentas es representante del Ejecutivo federal, si ya tienen contemplado un observador internacional y cómo es que se va a dar esta garantía”.

A esto, el presidente Andrés Manuel López Obrador respondió: “Sí, va a haber acompañamiento siempre de organismos internacionales, de la ONU y de la Función Pública, que es muy importante.

“Y lo más importante de todo, lo más importante de todo, es de que no se permite la corrupción en el gobierno. Ya no hay sobornos, moches.

“A ninguna empresa se le va a pedir o se le está pidiendo sobornos para entregar obras para entregar contratos, a ninguna. Ya cambió esto”.

Insatisfecha por la respuesta, la reportera insistió: “Pero es válido que haya, bueno, que esta empresa haya ganado la concesión cuando Huerta Madre sólo tenía una semana de haberse creado y tiene en sus activos 60 mil pesos nada más?”.

López Obrador ya no supo dar explicaciones y se limitó a expresar: “Hay que verlo, hay que verlo legalmente y si hay impugnaciones que se vean en las instancias competentes. Lo que yo sí le puedo decir es que no hay corrupción”.

La sagaz periodista fue todavía más precisa y preguntó al presidente: “Entonces, usted aceptaría, bueno, en dado caso se le retiraría esta concesión a la empresa holandesa y se abriría nuevamente el concurso”.

Aquí López Obrador pareció molestarse, pero se controló para expresar: “No, no, no. Siento que fue buena la licitación y que la empresa holandesa es una empresa especializada y con ética, y el gobierno de México tiene ética y no se permiten sobornos o influyentismo.

“Yo conocí a directivos de esa empresa ahora que fui, y saben qué les dije, estaba también la embajadora de Holanda, les dije: Lo único que queremos es que actúen con responsabilidad y con honestidad, porque el problema que hemos tenido en México es que las empresas nacionales y extranjeras encargadas de las obras incumplen y lo hacen, sobre todo, porque está de por medio la corrupción.

“Entonces, lo que les pedimos, les dije, es que actúen con rectitud, que cumplan su compromiso, que nosotros vamos a saber cumplir con ustedes.

“Y aprovecho para decir que la empresa extranjera que incumpla un contrato aquí se va a dar a conocer a México y al mundo y van a dejar muy mal parados a sus países y a sus gobiernos.

“No queremos Odebrecht o empresas que venían a hacer su agosto, a saquear a México. Se acabó eso.

“Y aplica para las de fuera, las foráneas, las extranjeras y para las mexicanas, porque es una vergüenza lo que hicieron durante el periodo neoliberal, tiradero de obras por todos lados, contratos incumplidos, al extremo de quedarse con los anticipos que se les entregaban para hacer obras, para prestar servicios o para comprar bienes.

“Se robaban hasta los anticipos y ya hemos hablado de los contratos leoninos y todo eso.

“Deberían de estar calladitos, o sea, ofreciendo disculpas, todavía estoy esperando que ofrezcan disculpas.

“Pero no, como se sentían los dueños de México, tienen la arrogancia de oponerse a los cambios y una red de voceros, impresionante, una cosa nunca vista.

“Hagan un estudio de las columnas en los periódicos, también en las redes, columnas, análisis de contenido. Sería bueno eso.

“Ahí lo dejo de tarea.

“Y ya nos presentan también ustedes resultados, porque es de aquí para allá y de allá para acá, o sea, a ver, quién es quién en las columnas”.

Hasta ahí la extraordinaria entrevista de la reportera y que quede para la reflexión.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.