RECORD: Por Jorge Meléndez Preciado

*Violencia y desprecio a Sicilia

El primer trimestre de 2019 es el más violento de que se tenga registro con siete mil 56 asesinados, 76 cada día. En marzo se anotaron tres mil 100 víctimas de homicidio. Según estas tendencias, a finales de diciembre de este año tendremos de 36 mil a 37 mil liquidados por el crimen.

Así pues, la consigna de Andrés Manuel: “Abrazos y no balazos”, y los apoyos sociales, algunos que no se han podido llevar a todo el país, no ha funcionado para paliar la gran criminalidad que tenemos.

Quizá por ello, en el presupuesto de 2020 se aumentarán los recursos para algunos de los apoyos para jóvenes, adultos y escolares, entre otros programas que le interesan al presidente actual.

Hace poco, López Obrador dijo que se reuniría con los integrantes de la familia LeBarón, quienes sufrieron por la muerte de nueve de sus integrantes y afirmaron que marcharían a Estados Unidos. Y si bien Alfonso Durazo dijo tiempo atrás que ya se habían detenido a ciertos integrantes de la banda que liquidó a esos ciudadanos, no han existido mayores informes.

Resulta, pues, inexplicable que Andrés Manuel no quiera recibir a Javier Sicilia, que en su tercera carta en la revista Proceso (número 2246), le dice: “Voy a caminar (pronto te diré el día) hasta Palacio Nacional, tú casa, la casa de todos para cobrar el cheque que nos debes y el beso que nos adeudas”.

Y reflexiona, Javier: es necesario cambiar la estrategia contra la violencia que en los hechos no ha funcionado.

Descalificar a Sicilia, dejar traslucir que se trata de una celada del escritor y señalar que mejor vaya a la secretaría de Gobernación, donde nada se resuelve, es una mala decisión del mandatario que debe poner el acento en pacificar a esta nación y no despreciar a determinados mexicanos.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

@jamelendez44