LFAlogonew.jpg

Pesada deuda y reclamos en LFA

*El mismo dueño de la LFA, Oscar Pérez, le debe a su propia liga.

Finalmente se dio a conocer a través de diversos medios de comunicación, en todo el país, la enorme deuda que la Liga de Fútbol Americano Profesional, LFA, tiene con diversos jugadores, proveedores, árbitros, médicos y toda la gente involucrada en el proyecto desde la temporada pasada.

La noticia ha corrido como pólvora sobre los números rojos que pesan sobre la liga lo que hace dudar si conviene o no invertir en el proyecto. Y es que el mismo dueño de la LFA, Oscar Pérez y al mismo tiempo franquiciatario del equipo Fundidores de Monterrey, pues tampoco pagó la respectiva cuota para la Temporada que acaba de concluir.

Lo anterior, nos hace pensar en aquella filosofía del empresario Carlos Slim, que no invierte su propio dinero en proyectos para ganar más.

También las fuentes consultadas por los medios de comunicación y que han publicado diferentes versiones de los adeudos señalan que resulta complicado exigir el pago porque no hay contratos firmados a nombre de Oscar Pérez o representante legal de la LFA, es caso del Colegio de Árbitros del Distrito Federal donde los acuerdos fueron casi a la “palabra y buena fe” y hasta el momento no reciben su pago.

Por si no fuera suficiente, dos franquiciatarios tampoco pagaron la cuota de la temporada pasada, trascendió que podría tratarse de un acuerdo privado que va en contra de los estatutos de la LFA, dos equipos también tienen adeudos con algunos jugadores.

Finalmente, hace unas semanas, el dueño de la LFA, Oscar Pérez, en una conferencia de prensa dio a conocer que buscaban nuevos inversionistas, pero también trascendió que fue una conferencia con la “Prensa” más leal de la liga.

Si usted quiere invertir en la LFA pues prepare la chequera y consulte los requisitos de la licencia.