• Home
  • Secciones
  • Política
  • Pide apoyo López Obrador al Ejército y la Marina y les recuerda que nunca han dado golpe de Estado

Pide apoyo López Obrador al Ejército y la Marina y les recuerda que nunca han dado golpe de Estado

*Ofreció más pensión a militares adultos mayores

*Sonoro reconocimiento a Cienfuegos y Peña Nieto

El ejército mexicano nunca ha dado golpe de Estado y por eso le tengo confianza y por eso lo convoco a unirnos para dar la batalla y logra la paz, la tranquilidad que tanto reclama el pueblo, dijo textualmente el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

Ante decenas de soldados y marinos concentrados en el Campo Militar Número Uno, el futuro presidente de México se desvivió en elogios a las fuerzas armadas y aprovechó para criticar son severidad la política neoliberal que desde su punto de vista viene azotando al pueblo desde hace 36 años.

“El problema es que cada quien actúa por su cuenta: por un lado, el Ejército, por otro la Marina, la PF, las policías ministeriales, las estatales, ¿por qué no nos unimos? Si tenemos una Guardia Nacional para la seguridad pública, que es lo que estamos proponiendo, unirnos, para darle paz y tranquilidad a nuestro pueblo”, insisió.

Así, López Obrador cambió su discurso de campaña política, pues cuando andaba en busca del voto ciudadano, en múltiples ocasiones se dirigió a las fuerzas armadas con discreta crítica por los abusos que les acreditó en algunos casos que todavía están frescos en la memoria de muchas familias mexicanas. “Los militares regresarán a los cuarteles, porque ahí es donde deben estar”, llegó a decir textualmente durante su campaña electoral.

Pero este domingo, y a una semana de que tome posesión de la Presidencia de la República, el tabasqueño hizo un reconocimiento especial al todavía titular de la secretaría de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, de quien dijo que hizo un magnifico trabajado al frente de la institución. “Es un gran general”, expresó textualmente y aprovechó también para hacer el mismo reconocimiento al presidente Enrique Peña Nieto, a quien agradeció, una vez más en los últimos dos meses, de estar portándose a la altura de las circunstancias, cuando también en campaña lo culpó de los males que sufre el país en estos momentos.

Amor, con amor se paga, les dijo a los soldados y marinos antes de concluir su discurso con un “viva el Ejército”.

Antes les había resaltado su lealtad a México y les recordó que “son un Ejército nacionalista que nunca ha estado subordinado a ningún ejército extranjero, esto se los reconozco y por ello les pido que me apoyen en esta batalla, no vengo a imponer nada, aunque podría ser una orden, pero no quiero imponer nada, todo por la razón y el derecho. Estoy seguro que cuento con ustedes, en el Ejército y la Marina”.