• Home
  • Secciones
  • Política
  • Proponen que el presidente integre a su gabinete a partidos políticos de oposición

Proponen que el presidente integre a su gabinete a partidos políticos de oposición

Si el presidente electo no logró al menos el cincuenta por ciento más uno de los votos, deberá que conformar un gobierno de coalición de manera trasparente y de cara a la ciudadanía, plantea la propuesta.

El Grupo Parlamentario de Acción Nacional en el Senado presentó ante el pleno una iniciativa de reformas constitucionales, para que en caso de que el presidente electo no logre al menos el cincuenta y uno por ciento de los votos, deberá conformar un gobierno de coalición con uno o más partidos políticos representados en el Congreso de la Unión.

Al presentar la propuesta a nombre del GPPAN, el senador Marco Antonio Gama Basarte explicó que esta propuesta busca que si un presidente es electo por menos del 50 por ciento de los votos, se integre a la toma de decisiones a los ciudadanos representados por otras fuerzas políticas.

Indicó que esta iniciativa plantea también que la designación de los integrantes del Gabinete sea aprobada por el Senado de la República, atendiendo a la lógica de la representación, ya que “el gobierno en coalición debe tomar sus decisiones de manera colegiada”.

En ese sentido, señaló que se busca definir claramente la responsabilidad de cada una de las partes involucradas en un gobierno de coalición y se lograría dar un paso adelante en términos de transparencia.

El senador por San Luis Potosí indicó que derivado de la reforma político-electoral de 2014, México cuenta con un esquema constitucional que permite al presidente de la República conformar un gobierno en coalición con otras fuerzas políticas.

Sin embargo, abundó, tal como está redactado el artículo 89 de la Constitución, el presidente puede optar en cualquier momento por convocar a un gobierno de coalición, del mismo modo que disolverlo.

Es decir, “la previsión constitucional otorga un cheque en blanco al presidente y no conlleva responsabilidad jurídica ni política para los actores involucrados en la posible coalición”, precisó.

Dado los resultados de las últimas tres elecciones federales en las que se eligió presidente de la República, podemos afirmar que quien dirige de manera unipersonal los destinos del Poder Ejecutivo Federal es electo por una minoría, dijo.

Por lo tanto, la mayoría de los ciudadanos no está representada en esa opción política, por lo que se debe incorporar a la toma de decisiones al interior del Ejecutivo al resto de partidos políticos que representan a la sociedad.

Además, el único Poder que recae en una sola persona es el Ejecutivo, lo cual no necesariamente está mal siempre y cuando haya sido electo por la mayoría de los mexicanos y, por lo tanto, cuente con esa legitimidad, expuso.

“Lo que planteamos es que si no cuenta al menos con el cincuenta por ciento más uno de los votos, el presidente tendrá que conformar un gobierno de coalición de manera trasparente y de cara a la ciudadanía”, afirmó.

Un gobierno de coalición en el cual el poder sea controlado desde el propio Gabinete, que deberá estar integrado por representantes de los otros partidos políticos de acuerdo al porcentaje de votación obtenido en la elección, subrayó.

“En el Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional estamos convencidos de que la modificación constitucional planteada en la presente iniciativa es de la mayor relevancia en la construcción de la patria democrática por la que luchamos. No podemos otorgar un cheque en blanco a ningún presidente aun cuando sea emanado de nuestro instituto político, debemos anteponer siempre el interés general de los mexicanos y actuar en consecuencia. La ley y el interés colectivo por encima de cualquier hombre”, finalizó.