• Home
  • Secciones
  • Política
  • Eran estudiantes de excelencia, pero el Ejército los confundió con sicarios y los mató

Eran estudiantes de excelencia, pero el Ejército los confundió con sicarios y los mató

La 4T ofrece disculpas públicas

Uno de los ejes rectores de este Gobierno, es el respeto a los derechos humanos, por lo que se redoblarán los esfuerzos para que se capacite en esta materia a elementos de las Fuerzas Armadas, afirmó la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, durante el acto de disculpa pública por parte del Estado mexicano por el homicidio de Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo.

“Trabajaremos para que se garantice el acceso a la justicia a todas las y los ciudadanos, y para que las víctimas del delito reciban un trato respetuoso y digno”, aseveró.

Acompañada del Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas Rodríguez, la Secretaria de Gobernación enfatizó que en esta nueva etapa del país la defensa y la promoción de los derechos humanos es una prioridad, tanto en la política interior como en la exterior, “por lo que –subrayó— se debe garantizar el derecho a la memoria, a la verdad y a la justicia. Se debe hacer efectiva la reparación del daño a las víctimas y hacer posible la no repetición de estos graves y muy lamentables hechos”.

A nueve años de los hechos que privaron de la vida a los dos estudiantes del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), a manos de elementos del Ejército mexicano, la Secretaria de Gobernación ofreció dicha disculpa a Rosa Elvia Mercado Alonso y Lorenzo Joel Medina Salazar, padres de Jorge Antonio, así como a Haydee Verdugo Villalobos y Aurelio Javier Arredondo Rodríguez, padres de Javier Francisco.

La encargada de la política interna ofreció a nombre del Estado mexicano, la disculpa pública por la violación a sus derechos, en el marco del uso excesivo de la fuerza, por el que fueron privados de la vida ambos jóvenes; por la violación a su derecho de acceso a la justicia y de conocer la verdad sobre los hechos ante los constantes obstáculos de las autoridades encargadas de impartir justicia.

“Les ofrezco una disculpa pública por el daño a la imagen, el honor y la buena fama de Jorge Antonio y Javier Francisco, derivadas de las falsas imputaciones por diversas autoridades del Estado mexicano, y por la alteración de la escena de los hechos. Quiero decirlo de manera clara y tajante: Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo, eran estudiantes de excelencia del Tecnológico de Monterrey, no sicarios”, reiteró.

En el Auditorio Luis Elizondo del Campus Monterrey, Olga Sánchez Cordero acentuó que por su conducto, el Estado mexicano hace el compromiso de garantizar la reparación integral del daño que provocaron las autoridades, desde el 19 de marzo de 2010, y a su vez, reiteró el compromiso de implementar las medidas que aseguren la no repetición para que los hechos que violentaron los derechos humanos de estas familias no vuelvan a suceder, a ninguna otra persona en el país.

En el acto donde estuvo presente el gobernador del estado de Nuevo León, Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón, la Secretaria de Gobernación añadió que este acto se realizó para dar cumplimiento a las medidas de reparación.