• Home
  • Secciones
  • Política
  • Proponer incondicionales sólo daña a Pemex y se envía mala señal al extranjero

Proponer incondicionales sólo daña a Pemex y se envía mala señal al extranjero

Advierten en el Senado

El Gobierno federal está apostando por una política de “incondicionales” en diversos puestos, para evitar perfiles que representen un contrapeso a la visión del presidente, señaló el senador Gustavo Madero Muñoz en el marco de la discusión de un dictamen mediante el cual se ratificó a dos de los tres consejeros independientes del Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos (Pemex), propuestos por el titular del Ejecutivo federal.

“Esta terquedad de poner incondicionales en los puestos de dirección, en los consejos de administración, en los órganos autónomos es algo que está preocupando mucho a los mercados financieros”, dijo desde la tribuna de la Cámara Alta.

El legislador chihuahuense afirmó que solamente uno de los tres perfiles sugeridos por Andrés Manuel López Obrador para ocupar el cargo es verdaderamente independiente, pero el daño va más allá debido a que internacionalmente Pemex está siendo percibida de manera poco positiva y este tipo de decisiones abonan a esa imagen.

“Se está dando una mala señal al presentar como independientes a quienes no lo son, en estos momentos en que la calificación crediticia de Pemex está siendo revisada a la baja”, apuntó.

Esto traerá más incertidumbre en los mercados financieros, afirmó, y significa el riesgo de una baja calificación para Pemex, que está en el umbral de perder el grado de inversión y ser considerada como “bono chatarra”.

“Estamos enviando malas señales al extranjero y esto podría reflejarse en sus finanzas”, dijo.

Gustavo Madero Muñoz indicó que esta decisión puede tener no sólo un impacto para Pemex, sino para la calificación de la deuda soberana y, después, para los costos de la deuda de todas las personas físicas y morales.

“Hasta allá llegan las consecuencias de una señal que preocupe a los mercados”, indicó el legislador federal.

Aseguró que, como nunca, la política e ideología está impregnando a la economía; muestra de ello es que esta administración está volteando a ver tecnologías del pasado y formas de administración arcaicas, y no con línea en la modernización, con transparencia, equilibrio, rendición de cuentas y verdadera independencia.