• Home
  • Secciones
  • Política
  • El populismo del presidente ha generado división social como no se veía desde hace años

El populismo del presidente ha generado división social como no se veía desde hace años

Afirman en el Senado

El senador Gustavo Madero Muñoz aseguró que, en siete meses de gobierno, Andrés Manuel López Obrador ha generado una sensación de incertidumbre en gran parte de los agentes económicos del país.

El legislador chihuahuense indicó que las controvertidas decisiones del presidente son el principal motivo del escepticismo que se percibe, como lo es principalmente la cancelación del Aeropuerto de Texcoco.

Sobre los cuatro que componen el PIB: exportaciones, consumo, inversión privada e inversión pública, es la primera la única que mantiene una dinámica saludable. Pero la inversión privada está detenida por la nula confianza que está generando AMLO con sus decisiones, dañando la generación de empleos.

“El Presidente aspiraba a un crecimiento del 4 por ciento, lo bajó a un 2 por ciento, pero difícilmente vamos a llegar al 1 por ciento, el problema son sus arrebatos que erosionan la certidumbre”, destacó.

Incluso, afirmó, algunos sectores que lo apoyaban están cambiando de parecer, ya que nadie puede estar contento con el cierre de las Estancias Infantiles, afectando a miles de niños y a sus madres; la desaparición del Instituto Nacional del Emprendedor, dejando sin una opción auténtica de financiamiento a los jóvenes que buscan iniciar un negocio, o debilitando la promoción turística, teniendo en cuenta que millones de personas viven directa o indirectamente de esta actividad.

Madero Muñoz dijo que AMLO se ha mostrado como personaje que no es democrático, al concentrar el poder y debilitando a otros agentes para ser la única voz mandante.

“Vemos cómo las decisiones se centran en un sólo hombre y lo peor es que no son justificadas ni respaldadas en estudios o análisis. Esa es la mamá de todos los problemas que estamos viviendo en el país, de ahí salen las ocurrencias de los aeropuertos o de Dos Bocas”, sentenció.

El panista reconoció que el presidente es un personaje popular con una lectura adecuada de las problemáticas que enfrenta México, pero cuyas recetas y medicamentos son caducos.

“Es una persona ‘trasnochada’, nunca habla de una visión a futuro, innovación y tecnología”, planteó.

Agregó que el populismo que manifiesta ha fortalecido la división entre mexicanos como hace años no se veía, polarizando entre buenos y malos.

Gustavo Madero lamentó que nos encontremos en la época de la “posverdad” donde los datos no son relevantes y se toman en cuenta más los sentimientos; en ese contexto, Andrés Manuel López Obrador es experto en generar esperanza, pero eso corresponde a un candidato y no a un presidente.

El chihuahuense asegura que la lectura de la situación refleja un esfuerzo de Morena por construir una nueva hegemonía, al estilo del PRI de los años 70, con un personaje que decide todo y una reordenación del gasto social para entregarlo directamente a la gente de manera clientelar, así como una gran intervención del Estado en la economía.