• Home
  • Secciones
  • Política
  • Ante la última agresión que sufrieron sus elementos, la Sedena advierte que acabó la tolerancia

Ante la última agresión que sufrieron sus elementos, la Sedena advierte que acabó la tolerancia

“Solo nos defenderemos”

La Secretaría de la Defensa Nacional informa que en el marco del “Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024”, personal militar perteneciente al 2/o. Regimiento Blindado de Reconocimiento, jurisdiccionado a la 25/a. Zona Miliar (Puebla, Pue.), el 8 de septiembre de 2019, en el poblado de Apango, municipio de Acajete, Pue., localizaron una bodega con indicios de que en su interior se resguardaban vehículos robados y mercancía diversa, procediendo a resguardar el lugar a la vez que solicitaron la presencia de las autoridades competentes para la obtención de la orden de cateo correspondiente.

Con motivo de estas acciones, esta fecha un grupo de aproximadamente 150 pobladores agredieron verbal y físicamente con palos y piedras a los militares, escuchándose detonaciones de armas de fuego, sin poder determinar su origen; en respuesta el comandante de las tropas invitó a los agresores para que desistieran de su actitud, manteniendo en todo momento el control de los elementos castrenses; sin embargo, y debido a que la turba continuaban con la actitud hostil, el personal militar efectuó   disparos al aire como una medida disuasiva, para proteger la vida e integridad física del personal, logrando dispersar a los agresores.

Durante los hechos no se registraron personas lesionadas de ninguna de las partes, y el personal militar continúa en el lugar en espera de la autoridad ministerial para que realicen las diligencias de ley.

La Secretaría de la Defensa Nacional hace del conocimiento de la sociedad, que ante la ocurrencia de un delito y en los casos en los que el personal militar o de la Guardia Nacional acudan con el objeto de garantizar la seguridad y paz en el país, y sean objeto de una agresión se actuará en su defensa legitima conforme a los principios del Uso de la Fuerza y su gradualidad, para proteger la vida e integridad física de los miembros de las Fuerzas Armadas, con estricto apego al orden jurídico vigente y a los Derechos Humanos.